Máquinas para tatuar

Las máquinas para tatuar son las herramientas principales de cualquier artista para poder crear su obra. Échale un ojo a las que tenemos aquí para ti.

Origen de las máquinas de tattoo

Afirmar cuál es su origen es algo complicado, sin embargo, se conoce que todo comenzó cuando Thomas Edison inventó el primer prototipo de rotativa en 1876, pero su principal propósito no era el tatuaje, él buscaba crear stencils para flyers.

Fue el tatuador Samuel O’Reilly quien modificó el diseño de Edison durante 15 años hasta que logró crear la primera tattoo machine eléctrica, la cual patentó en 1891, cabe destacar que ese prototipo de máquinas para tatuaje es aún uno de los diseños más populares.

Principales tipos de máquinas para tatuar

Existen muchos tipos de máquinas de tatuar, también variables en el diseño de cada tipo, a continuación, mencionaremos los principales tipos y algunas de sus características:

Máquinas para tatuar de bobina

Es el modelo más antiguo y tradicional que existe, pueden variar según sean las vueltas de sus bobinas, existen máquinas para tatuar de bobina de 6, 8 y 10 vueltas, también se puede calibrar para sombra, línea o relleno según sea el largo de su fleje, cambiando la inclinación del tornillo de contacto.

máquinas para tatuar

Máquinas para tatuar rotativas

Es una máquina más moderna que la anterior, según su modelo se pueden usar para sombra, relleno o línea, tienen la gran ventaja de ser muy silenciosas debido a su motor giratorio que impulsa las agujas.

máquinas para tatuar

Máquinas para tatuar neumáticas

Estas máquinas son lo último en tecnología en la industria del tatuaje, pueden funcionar con electricidad y también algunos modelos trabajan con aire comprimido. Son muy ligeras y silenciosas.

maquinas para tatuar

Cada artista utiliza una máquina según sea su tradición o comodidad a la hora de trabajar, por lo que no podemos señalar a ciencia cierta qué tipo de máquina es mejor que otra.

Si te interesan otros productos relacionados al tatuaje puedes encontrarlos aquí.